loader image

Seguimos con nuestra sección mensual web Saltor Talent Executive Agora, donde entrevistaremos a distintos ejecutivos. Este mes de junio entrevistamos a Asier Unzueta, Plant Manager en la Planta de Zaragoza para la empresa CAF.

Cuéntanos brevemente tu trayectoria profesional (formación, y cómo se ha ido desarrollando tu carrera)

Estudié la carrera de Ingeniería Industrial en Zaragoza, y estuve una año de Erasmus en Francia (donde obtuve una Maitrise de Mecanique). Empecé trabajando en Francia, en el área de Logística para la empresa Decathlon, donde estuve 5 años y acabé en el puesto de Director de Logística de la Región Centro en España.

Después, pasé al mundo de la automoción con la empresa Valeo (también Francesa), donde permanecí 20,5 años en diferentes funciones y áreas, desde Director de Producción, Director de RRHH, Plant Manager y Director General. Con Valeo he trabajado en España, Brasil (durante 4 años), México (3,5 años) y EEUU (0,5 años).

Hace 8 meses cambié de sector, al del Material Rodante Ferroviario con CAF, y estoy trabajando en la Planta de Zaragoza.

Como ingeniero, tu experiencia se ha desarrollado principalmente en posiciones técnicas (producción, logística, dirección de planta). Sin embargo, en un momento de tu carrera ocupaste una Dirección de Recursos Humanos. ¿Por qué decidiste dar este paso y cuáles fueron los principales aprendizajes?

En Decathlon, tuve que montar un centro logístico en Getafe, tomando todo tipo de decisiones, desde la elección del terreno donde construirlo, la distribución interna, y la preparación del equipo que iba a trabajar allí. En este caso, la contratación y formación de 200 personas para asegurar la fecha de la apertura fueron claves en el proceso y fue un gran aprendizaje que me hizo ver la importancia de esta función.

El cambio a Director de RRHH se me propuso a finales de 2001, cuando yo apenas llevaba un año y medio en Valeo y el Director General me lo ofreció porque entendía que mi trato con el personal era bueno, que sabía llegar a acuerdos y que sabía negociar. Me pareció un reto para mi y decidí aceptar.

Aprendí que es la gente que hace la diferencia en las empresas, y que tener los objetivos claros, que se acompañe y ayude en el crecimiento de las personas y que estén motivadas es fundamental para el éxito de la empresa.

También me di cuenta que hay mucho talento interno en las empresas que se debe cuidar y hacer crecer, no solo buscando talento externo para cada posición. Hay que tener un equilibrio en este tema y motiva al personal que puede tener posibilidad de crecer si demuestra su potencial.

Tu trayectoria profesional se ha desarrollado, en gran medida, en el sector de la automoción. Recientemente, te incorporaste a un sector diferente (sector ferroviario). ¿Cómo has vivido el cambio de sector y qué consejos podrías dar a una persona afrontando actualmente un reto similar?

El cambio lo he afrontado como una oportunidad para aprender y para implementar parte de mi experiencia en un sector nuevo para mi. Es verdad que las diferencias de trabajar las grandes series en la automoción a las pequeñas series en el sector ferroviario son muy grandes, pero hay muchas dinámicas que se pueden implementar en ambos negocios.

Al final quien haga este tipo de cambio se debe de adaptar al nuevo negocio, escuchando, aprendiendo y luego aplicando su experiencia y principalmente el sentido común. Hay muchas cosas que se hacen bien en este sector, y las dinámicas que veo son muy buenas, además que la gente es muy receptiva a nuevas ideas que yo les pueda aportar.

Una vez que se tenga hecho el análisis de la situación, lo importante es crearse el plan de donde se quiere llegar e ir trabajando con el equipo el camino que nos lleve hasta allí.

Haciendo un repaso de tu trayectoria profesional, si miras hacia atrás, ¿cuáles han sido los principales aprendizajes que consideras podrían ayudar a otros profesionales en sus carreras?

Siempre he trabajado y he ido gestionando como si la empresa fuera mía, y las decisiones las tomo para que no mejoren un indicador de uno u otro departamento, sino lo que es mejor para la empresa.

Además, aunque me centro claramente en cumplir los objetivos, lo intento hacer de una manera que el sea el trabajo en equipo el que nos lleve a conseguirlos.

Me he enfocado también en hacer crecer a las personas, y eso me enorgullece mucho, ya que veo ahora buenos ejecutivos en empresas que en el pasado tuve la oportunidad de promocionarlos y darles nuevas responsabilidades.

Y como he comentado en la pregunta anterior, hay que ver donde queremos llegar, un objetivo ambicioso, y preparar las acciones para ir acercándonos a ese objetivo.

¡Muchas gracias por tu participación!