loader image

Seguimos con nuestra sección mensual en nuestra web, la Saltor Talent Executive Agora, donde entrevistaremos a distintos ejecutivos. Este mes de mayo entrevistamos a Luis Cabrera, Director de Operaciones en Bo de debò.

Cuéntanos brevemente tu trayectoria profesional (formación, y cómo se ha ido desarrollando tu carrera)

Soy ingeniero técnico industrial electrónico. Inicié mis primeros pasos en empresa con un convenio universitario en Valeo, empresa francesa del sector automoción. Una vez finalizada la ingeniería y el convenio, comencé como consultor junior en una consultoría especializada en la mejora de métodos, mejora continua y estudio de tiempos, Grupo Itemsa. Al poco de estar en la consultoría, comencé a cursar el master en ingeniería de la producción y dirección de plantas industriales (Engiplant). Uno de mis compañeros de Engiplant me fichó para su empresa como ingeniero de producción/procesos en LPG, empresa que hacia proyectos de instalación de sistemas de extinción de incendios. Al poco tiempo pasé a encargarme del área productiva. Después de la venta de LPG a una empresa de capital riesgo, empecé mi aventura en una de las empresas de Simon, Simon Lighting, donde entre como responsable de producción. En Simon pase de responsabilizarme de la producción a dirigir una planta productiva al completo. A raíz de la crisis del 2008, y de una reestructuración de la empresa cogí la responsabilidad del área de calidad, compaginándola el último año de mi estancia en Simon, con la dirección de otra planta productiva en Madrid. Mi siguiente experiencia, Digiproces, me ofreció la oportunidad de nuevo de crear un cambio en toda la estructura y procesos de la planta productiva en el sector de la electrónica. De ahí me fichó Europastry para encargarme la dirección de una de las plantas bandera de la marca, y que supuso mi primera experiencia en el sector de la alimentación. Hace aproximadamente un año, la familia de Bo de debo, empresa dedicada a la elaboración de platos preparados, tenía la necesidad de profesionalizar toda el área de operaciones, que es donde actualmente estamos desarrollando todos los elementos necesarios para conseguirlo.

Durante tu trayectoria, has tenido la oportunidad de trabajar en diferentes sectores. Desde hace unos años, estás focalizado en el sector de la alimentación, en posiciones de responsable de planta y de operaciones. ¿Cuáles son, en tu opinión, los principales retos que afronta el sector en la actualidad?

Actualmente tenemos una gran incertidumbre debido a la situación que estamos viviendo. La limitación de movilidad creo que ha creado un cambio de costumbres, que afecta al tipo de consumo, a la distribución, a la exigencia por la calidad de los productos, etc. Creo que cuando volvamos a tener una situación normal, todo el mundo intentará disfrutar mucho más de su tiempo con lo que buscará elementos que le ayuden a ello. El sector alimentación en general y los productos ready-to-eat en particular, pueden jugar un papel clave, y sobre ello, las empresas que sean capaces de tener un abanico suficiente de productos, con entregas inmediatas, fiables y una calidad excelente.

Desde un punto de vista de operaciones, ¿qué complejidades específicas encontramos en el sector de la alimentación en comparación a otros sectores?

Respecto a otros sectores veo que hay diferencias sustanciales en las condiciones de almacenaje y distribución (temperatura, humedad), en las caducidades cortas de los productos y en la propia distribución, ya que se tienen que hacer entregas diarias tanto en plataformas logísticas, como en pequeños establecimientos.

Haciendo un repaso de tu trayectoria profesional, si miras hacia atrás, ¿cuáles han sido los principales aprendizajes que consideras podrían ayudar a otros profesionales en sus carreras?

Para mi es primordial la actitud que tengas hacia todo lo que haces, la perseverancia, aunque las cosas no te salgan bien, la honestidad y la humildad. Creo que es muy importante ser consciente del entorno en el que estamos y tratar con educación y respecto a todas personas que se relacionan contigo. No hay que olvidar que nadie nace enseñado, no tenemos las respuestas a todo, cada día podemos aprender algo nuevo y todo el mundo tiene siempre algo que aportar.