loader image

¿Cómo se encuentra el mercado de trabajo?

Es probablemente una de las preguntas que más estamos respondiendo en las últimas semanas.

La pandemia se está alargando más de lo que esperábamos, y tras un primer impacto que literalmente paralizó el mercado laboral, las empresas se han visto obligadas a levantarse y seguir navegando en un contexto altamente incierto.

Unos meses atrás, se hablaba de la recuperación económica en forma de “U”, “L”, “V”, o en “K”. En estos momentos, parece que la predicción más acertada es la forma “K”.

En otras palabras, nuestra economía se encuentra partida en dos ejes: por un lado, los sectores que pueden seguir funcionando con cierta normalidad, y otros que se encuentran en una situación límite.

El mercado de trabajo, como mínimo por lo que se refiere a posiciones directivas, se encuentra en una situación similar. En algunos sectores, vemos una actividad y un volumen de contratación elevado. En cambio, en otros sectores, no se espera movimiento, como mínimo, hasta finales de 2021.

Se suele decir que las firmas de executive search somos un termómetro del estado de salud de la economía y del mercado de trabajo. Pues bien, en estos momentos, es difícil hacer predicciones, constatar tendencias claras y responder con rotundidad la pregunta planteada al principio.

Lo que sí estamos viendo de forma evidente es que, aquellas empresas que siguen operando con cierta normalidad y se plantean incorporar talento, están teniendo más dificultades de lo habitual para conseguir atraer al mismo.

La incertidumbre del contexto actual genera miedo y ansiedad, y la respuesta de muchos candidatos consiste en adoptar una actitud conservadora como mecanismo de defensa y, en consecuencia, “agarrarse a la silla” en vez de plantearse y asumir nuevos retos profesionales.

Por lo tanto, nuestra función es, ahora más que nunca, guiar y acompañar a las empresas para conseguir atraer el talento necesario para liderar la recuperación.