loader image

Conócete y define tu camino


Lo fundamental a la hora de plantearte un cambio en tu vida profesional, ya sea voluntario o por necesidad es saber quién eres. Es mucho más que una frase de tres palabras, lo es todo en la vida, a mi entender.

La importancia de conocerte. Ser ágil en tu auto conocimiento es la habilidad más potente en un ejecutivo, mejor dicho, en una persona. El conocernos bien nos permite entender cuál es nuestro proceso de pensamiento a la hora de tomar las decisiones que marcan nuestra vida: ¿Qué queremos estudiar? ¿Con quién pasaremos el resto de nuestra vida? ¿Dónde viviremos? ¿Qué casa nos compraremos? ¿A qué nos queremos dedicar? ¿Qué proyecto nos permitirá sentirnos más completos? …¿Por qué motivo nos sentimos atraídos por un tipo de vida, o por un propósito de empresa más que por otro?…¿Cuáles son nuestras motivaciones intrínsecas?

Al conocerte, saber cuáles son tus preferencias mentales, tus características personales te resultará más fácil relacionarte con otros, saber empatizar y adaptarte a ellos porque sabrás qué tipo de situaciones originan en ti un estado de ánimo u otro. Entendiéndote, podrás conocer mejor a los otros y adaptarte a tus diferentes interlocutores para así poder ser más ágil con las personas con quién te relacionas.

Entender también cuáles son las habilidades, fortalezas que has ido desarrollando, “ganando” durante tu trayectoria profesional te permite ponerte en valor.

Una vez te conoces bien, podrás definir cuál es tu PROPÓSITO y a partir de allí, todo es más fácil.

Metodología Saltor Talent

Un proceso simple pero que necesita de trabajo y estrategia para ejecutarlo correctamente.

Al foco hay que ponerle nombre y apellidos y presentarlo en sociedad. Trabaja tu marca personal, lo que transmitas debe estar en consonancia con tu propósito:  tu currículum, tu perfil en Linkedin y tu discurso.

Comunica bien lo que eres, dónde quieres llegar y porqué.

A partir de allí, el proceso es simple:

1.- Ser claro respecto lo que quieres: has definido un propósito, cierta flexibilidad es buena siempre pero no te desvíes demasiado. Si vas desviándote del foco elegido, vuelve a trabajar en el proceso de auto conocimiento porque tal vez hay que plantearse un nuevo enfoque.

2.- Entiende e identifica cómo llegar allí: define una estrategia SMART para conseguir los resultados esperados. Cuál es el mercado diana y cómo llegar a ser visible. Aprovecha tu fondo de comercio, tus contactos de primer nivel. Prioriza con quién empezar a hablar y lánzate.

3.- Analiza los datos para establecer un proceso de mejora y saber en todo momento las teclas a tocar para redirigir tu estrategia.

Lo interesante de seguir un proceso es que podrás analizar por qué las cosas salen tal y cómo estaban previstas y en caso contrario, podrás ejecutar las mejoras necesarias para redirigir y seguir con tu propósito. Si no estoy consiguiendo ser contratado en el plazo de seis meses que me había marcado, puedo analizar y entender rápidamente donde está el fallo y tomar decisiones al respecto o bien si se trata de una cuestión de probabilidades:

  • ¿estoy teniendo las entrevistas necesarias y con las personas adecuadas?
  • ¿queda claro mi discurso?
  • ¿se están generando las suficientes entrevistas?
  • ¿estoy hablando con las personas correctas para poder generar oportunidades?

No le tengas miedo al “networking”, al contrario, es apasionante!

Enfócalo  como un proceso de aprendizaje, seguir aprendiendo quién eres compartiendo conocimiento con los demás.

Los seres humanos somos animales sociables, necesitamos relacionarnos. En toda relación personal y profesional hay un emisor y un receptor y ese rol, en una conversación, es dinámico, se intercambia, por lo tanto, siempre hay mucho que ganar por ambas partes, siempre que apliquemos escucha activa en nuestras relaciones.

Así que “véndete”. Define tu mercado diana y ve a por él. Ellos tienen mucho que ofrecerte al igual que tú a ellos, porque sabes quién eres, dónde quieres ir y porqué.

 

All that is gold does not glitter, Not all those who wander are lost; The old that is strong does not wither, Deep roots are not reached by the frost.

No todo lo que es oro brilla, no todos los que vagan están perdidos; Lo viejo que es fuerte no se marchita, las raíces profundas no son alcanzadas por las heladas.

J.R.R.Tolkien

Metodología Saltor Talent